Cuando comencé esta pequeña aventura, Sergio no llegaba al año y sus siestas eran largas y numerosas. Poco a poco sus siestas se fueron reduciendo y, con ellas, el tiempo para mis labores. Después nació Javi y el tiempo para mis labores desapareció.
Ahora, con 3 y 5 años, empiezan a jugar juntos y yo he descubierto otros mundos que me han absorbido hasta conseguir que deje de coser, aunque todo vuelve.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Pie de bastidor

   Buenas tardes!

   Hoy me veo obligada a hacer una nueva entrada para enseñaros el regalo de cumpleaños que me han hecho mis suegros. Un bonito pie de bastidor!

   Ahí van unas fotos.



   Lo bien que voy a bordar con el!

2 comentarios:

  1. Que buen regalo! Seguro que lo aprovechas mucho bordando. Felicidades.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Morixe y bienvenida.

    ResponderEliminar