Cuando comencé esta pequeña aventura, Sergio no llegaba al año y sus siestas eran largas y numerosas. Poco a poco sus siestas se fueron reduciendo y, con ellas, el tiempo para mis labores. Después nació Javi y el tiempo para mis labores desapareció.
Ahora, con 3 y 5 años, empiezan a jugar juntos y yo he descubierto otros mundos que me han absorbido hasta conseguir que deje de coser, aunque todo vuelve.

viernes, 4 de noviembre de 2011

¡COMENCEMOS!

     Para ser sincera, la principal motivación que tuve para crear este blog es el obligarme a terminar mis trabajos. Reconozco que soy una persona que se aburre con facilidad de las cosas y muchas veces las dejo sin terminar durante mucho tiempo, así que pensé que si creaba el blog me obligaría a terminar todo lo que hago. Por lo tanto creo que lo más conveniente es que comience mostrando las cosas que tengo a medias y que voy a intentar terminar.
     Lo más antiguo son dos cuadros de punto de cruz de la casa Lanarte que comencé hace más de tres años. La verdad es que llevan mucho trabajo, así que me lo tomaré con calma; pero los termino seguro.



     De punto de cruz también tengo un mantel de café y un reloj y un medidor de Pocoyo para el pequeño Sergio; así que creo que los UFOs de punto de cruz los empezaré por el mantel de café, que es lo más sencillo.
     De costura y bordado tengo unas cajas -sacadas de un libro de Yoko Saito- para meter el ovillo de lana que también quiero terminar. Pero primero voy a hacer unos ambientadores de armario que he preparado para un regalo navideño.
     Por último, tengo dos cosas más entre manos que no son UFOs, porque los acabo de empezar, pero con los que voy a ir trabajando también. Son dos colchas, una de ganchillo y otra de punto de media, para el sofá.

     Bueno, creo que con todo esto tengo faena mas que de sobra. Ya veremos como me organizo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario