Cuando comencé esta pequeña aventura, Sergio no llegaba al año y sus siestas eran largas y numerosas. Poco a poco sus siestas se fueron reduciendo y, con ellas, el tiempo para mis labores. Después nació Javi y el tiempo para mis labores desapareció.
Ahora, con 3 y 5 años, empiezan a jugar juntos y yo he descubierto otros mundos que me han absorbido hasta conseguir que deje de coser, aunque todo vuelve.

martes, 27 de diciembre de 2016

Pastel de zanahorias

     Buenos días.

   ¿Qué tal van las Navidades, las comidas y cenas familiares y los kilitos? Si todavía tenéis que organizar alguna comida o cena estas fiestas, hoy os dejo una receta de pastel de zanahoria con la que vais a triunfar; de hecho, con cualquier receta de este libro triunfaríais. Si tenéis que comprar algún libro de dulces, no dudéis en comprar este, ya no usaréis otro, sus pasteles de zanahoria y Hummingbird (de plátano y piña) son espectaculares. 


     Yo os voy a dejar la receta con algún cambio porque en casa no tomamos azúcar y harina blanca la justa pero ya veréis que está igual de buena.

INGREDIENTES (10-12 porciones):
  • 200 g de miel
  • 3 huevos
  • 180 ml de aceite de oliva
  • 300 g de harina integral
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 g de zanahoria rallada
  • 100 g de nueces picadas

PREPARACIÓN:

    Precalentar el horno a 160 ºC.

  Mezclar la miel, los huevos y el aceite y batir hasta que todos los ingredientes estén bien amalgamados. Añadir poco a poco la harina, el bicarbonato, la canela, el jengibre, la sal y el extracto de vainilla y seguir batiendo hasta que todo esté bien mezclado.

    Mezclar a mano añadiendo las zanahorias y las nueces hasta que todo esté bien repartido.

    Repartir la mezcla en tres moldes de 20 cm de diámetro. Hornear 20-25 minutos. Dejar enfriar.

    Cuando estén completamente fríos, poner uno sobre una fuente para pasteles y extender por encima un cuarto del glaseado de queso crema. Colocar sobre este otro bizcocho y extender otro cuarto del glaseado. Cubrir con el último bizcocho y luego con el resto del glaseado. Adornar con nueces y canela.


     El bizcocho, sin glaseado, está buenísimo pero, si queréis ponerle el glaseado para una ocasión especial, os dejo también la receta del glaseado de queso crema. Aquí si que no se cómo cambiar el azúcar y la mantequilla, dudo que se pueda, así que no abuséis. 

INGREDIENTES:
  • 300 g de azúcar lustre tamizado
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 g de queso crema frío

PREPARACIÓN:

    Batir el azúcar lustre y la mantequilla a velocidad media baja hasta que estén bien mezclados. añadir el queso crema de una sola vez y batir hasta que quede completamente incorporado. Subir a velocidad media alta. Continuar batiendo hasta que el glaseado esté ligero y esponjoso, 5 minutos como mínimo. No batir en exceso para que no quede líquida.


     Y si queréis hacer el bizcocho con vuestro robot MyCook, aquí os dejo los pasos. Aviso que a mí me gusta más con la batidora manual de barillas porque queda más esponjoso, estos cacharros lo mezclan todo tan bien que queda todo muy compacto pero te ahorras un faenon, así que para una merienda o almuerzo normal va genial.

     Picar la zanahoria y las nueces ( 10s, TURBO) y retirar.

     Colocar la paleta mezcladora, echar la miel, los huevos y el aceite (2 min, vel. 4)

     Retirar la paleta mezcladora. Añadir la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela, el jengibre, la sal y el extracto de vainilla (1 min, AMASADO)

     Retirar la mezcla y mezclar a mano con la zanahoria y las nueces.

     Ya me contaréis qué tal os han salido vuestros pasteles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario