Cuando comencé esta pequeña aventura, Sergio no llegaba al año y sus siestas eran largas y numerosas. Poco a poco sus siestas se fueron reduciendo y, con ellas, el tiempo para mis labores. Después nació Javi y el tiempo para mis labores desapareció.
Ahora, con 3 y 5 años, empiezan a jugar juntos y yo he descubierto otros mundos que me han absorbido hasta conseguir que deje de coser, aunque todo vuelve.

jueves, 22 de marzo de 2012

Cajas de tela

   Buenas tardes!

   Después de unas mini-vacaciones blogueras, por las fallas, ya estoy de vuelta con nuevas cositas.
   Como mi estudio es un desastre, creo que ya va siendo hora de que ponga un poco de orden, así que he empezado por hacer unas cajas para guardar los fieltros (que estaban en una bolsa de plástico) y los patrones que van cayendo en mis manos y, de paso, voy vaciando el cajón de los retales.
   Para hacerlas he aprovechado unos restos que tenía de unas pañaleras que me pidió mi madre para las hijas de unas compañeras de trabajo, me ha costado más de lo normal porque he tenido que ir haciendo remiendos con los trozos que tenía, pero estoy contenta con el resultado.

   Esta es la cara A:


   Y esta la cara B, llena de parches:


   He hecho fotos para hacer un tutorial para un SAL que organicé en Las Inquietas, en cuanto lo prepare lo colgaré para quien quiera hacer una.

3 comentarios:

  1. Que curioso te ha quedado,me gusta.Bss apretaos!!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no son muy bonitas, pero me han servido para practicar el four patch, que era lo que yo quería.

    ResponderEliminar
  3. Eva me gustan, a demás de bonitas son muy prácticas y son un detalle que siempre queda genial en un rinconcito de costura!!! Besicos

    ResponderEliminar