Cuando comencé esta pequeña aventura, Sergio no llegaba al año y sus siestas eran largas y numerosas. Poco a poco sus siestas se fueron reduciendo y, con ellas, el tiempo para mis labores. Después nació Javi y el tiempo para mis labores desapareció.
Ahora, con 3 y 5 años, empiezan a jugar juntos y yo he descubierto otros mundos que me han absorbido hasta conseguir que deje de coser, aunque todo vuelve.

viernes, 17 de febrero de 2012

Qué será, será...?

   Buenas noches!

   Me acabo de dar cuenta que hace una semana que no os enseño nada. No penséis que no estoy trabajando. Nada de eso! Estoy muy ocupada. Pero es un trabajo costoso y aun no está para enseñar. 
   De momento os dejo unas pistas...



4 comentarios:

  1. Me encantan las mariquitas, así que seguro que tu trabajo me va a gustar un montón. Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Esto promete,seguro me gusta.Bss apretaos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Uf, no sé qué seré, pero esta niña me está dando mucha envidia, yo también la quiero!!!!

    ResponderEliminar