Cuando comencé esta pequeña aventura, Sergio no llegaba al año y sus siestas eran largas y numerosas. Poco a poco sus siestas se fueron reduciendo y, con ellas, el tiempo para mis labores. Después nació Javi y el tiempo para mis labores desapareció.
Ahora, con 3 y 5 años, empiezan a jugar juntos y yo he descubierto otros mundos que me han absorbido hasta conseguir que deje de coser, aunque todo vuelve.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Feliz Año Nuevo!

     Buenos días.

     Último día de un año difícil, con muchos problemas personales, familiares y de salud que venía arrastrando desde el año anterior; pero no por ello un mal año porque todas esas experiencias vividas, aunque han sido difíciles de sobrellevar, han supuesto un aprendizaje maravilloso. Me he conocido a mí misma, he aprendido a dejar ir a personas que no saben o quieren estar ahí, se ha reforzado mi matrimonio y mi relación con mis hijos, he encontrado a gente maravillosa y he descubierto quienes son mis verdader@s amig@s (gracias brujas, sois las mejores).

     Así que me despido de este año con buen sabor de boca y deseando que el 2017 sea, como mínimo, igual que este. Muchas gracias a todos los que estáis o habéis estado ahí: Andrea, María, Sara, Maite, Silvia, Ana, Gonzalo, Mª Angeles, Teresa, Mª José, Paula; y sobretodo a mi familia, mi cuñada Rocío y, muy especialmente, a mi marido, el hombre más maravilloso del mundo. Espero que el 2017 sea un año maravilloso para todos. Os quiero.


FELIZ 2017!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario